Por fallas en el sistema informático judicial, no funcionan los tribunales del país

Rate this post

Los desperfectos imposibilitan el acceso a los fallos y resoluciones. La Corte acusó a la Magistratura de no invertir en la actualización de los programas.

Los tribunales de todo el país están virtualmente “paralizados” por fallas en el sistema informático Lex-100, donde cargan y notifican las decisiones judiciales. Desde el Consejo de la Magistratura, el organismo encargado de la tecnología del Poder Judicial, tomaron medidas de emergencia para restablecer el servicio.

“A partir de las acciones de contingencia desplegadas al momento se ha podido restablecer el servicio en varias zonas de interior del país y edificios judiciales de la Capital Federal, y se estima que el restablecimiento total de las herramientas informáticas podrá cumplirse en breve”, indicó en un comunicado el Consejo de la Magistratura.

En la previa, la Corte Suprema emitió un duro mensaje contra la institución que entre sus funciones tiene a su cargo el mantenimiento de los sistemas informáticos del Poder Judicial. “Al comenzar la jornada de hoy se nos informó sobre fallas técnicas en el Data Center del Poder Judicial, dependiente del Consejo de la Magistratura de la Nación, lo que impidió el funcionamiento del Sistema de Gestión Judicial”, comunicó la Corte.

“El problema surge de la desinversión en la actualización de la infraestructura informática, por parte del Consejo de la Magistratura de la Nación, circunstancia que se ha comunicado reiteradamente a las autoridades del Consejo de la Magistratura, sin solución efectiva al día de la fecha”, afirmaron desde el máximo tribunal.

Los judiciales hablan de una “preocupante desinversión”

La Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN), liderada por Julio Piumato, habló de una “preocupante desinversión”. “El funcionamiento calamitoso del lex-100 (nombre del sistema caído) esconde casi una década de desinversión en todos los aspectos. Hoy fue el equipo de comunicaciones central al que no se le previó el reemplazo a pesar de que no se informó hace años dicha necesidad”, indicó el comunicado.

“Hace siete años que no se adquieren computadoras, pero también hace años que los equipos que deberían estabilizar la electricidad han ido saliendo de operación, la consecuencia se paga con computadoras quemadas”, afirmó el sindicato. “Estamos sufriendo la pérdida del servicio de justicia por uno o más días por la sinuosa política de inversiones”, insistió el gremio liderado por Piumato.

“Los cortes y la lentitud pasmosa en el sistema de gestión lex-100 encuentran otras causas, que si continuamos en este estado de dejadez se irán visibilizando. No se han adquirido las licencias necesarias para un sistema de estas dimensiones”, explicó el sindicato. “La Dirección General de Tecnología debe tener un único director a cargo, una gestión con planes de corto y mediano plazo, pero también un incesante flujo de inversiones de infraestructura”, advirtió la asociación.

Fuente: https://m.tn.com.ar